Central del Espectáculo | Prensa eventos
2673
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-2673,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

REPORTAJE

AGENCIAS DE ESPECTÁCULOS

RUTAS Y OCIO, la VANGUARDIA

Las empresas se afanan en organizar actos para sus clientes durante las ferias

Cuando enseñar el producto no basta

Se ha acabado aquello de ir a la feria, desplegar los productos, repartir folletos y tarjetas de visita y despedirse hasta la próxima ocasión. Las grandes empresas, y muchas de las medianas y pequeñas, organizan actos paralelos para sorprender a sus clientes y amigos. Y en ocasiones estas celebraciones tienen un coste superior al de acudir al certamen

LALO AGUSTINA – Barcelona

Los expertos calculan que las empresas gastan más del doble en actos privados que en las propias ferias

Sucedió hace cuatro años, en Ginebra. Alrededor de cuatrocientos directivos y personalidades que asistían a la feria de joyería y relojería más importante del año se chuparon los dedos con la cena que les preparó el cocinero Ferran Adrià. El organizador del evento, el fabricante de relojes Bulgari, se gastó más dinero esa noche que el triple del presupuesto de acudir a la feria en un solo año. Entre otras cosas, Pablo Bulgari puso su avión privado a disposición de Adrià. El éxito, según cuenta un asistente a la cena, fue absoluto y sirvió a la empresa relojera para satisfacer a sus clientes, fortalecer sus relaciones y no pasar inadvertida.

“La feria tradicional ha cambiado mucho y todas las empresas tratan de inventarse cosas nuevas para llevarse el protagonismo”, asegura Micky Ribera, director general de On Comunicación y experto en organización de eventos. Ya nadie se contenta con desplegar sus productos, imprimir buenos folletos, escoger una buena música y formar a las azafatas y los comerciales para causar una buena impresión a los miles de visitantes que inundarán su superficie alquilada en los pocos días que dura un certamen. Según Ribera, que ha montado actos para empresas como Giorgio Armani, Pepe Jeans o Audi, las compañías que van a ferias y congresos destinan tan sólo un 30% de su presupuesto al stand y todo lo que lo rodea y hasta un 70% a una gran celebración – una cena, un cóctel, una fiesta…- en la misma ciudad durante esos días.

El objetivo de estos actos varía en función de la dimensión de las empresas organizadoras y del dinero disponible – que en algunas ocasiones supera los 300.000 euros-, pero todos buscan mejorar su imagen, impactar en sus clientes y ganar notoriedad gracias a sus apariciones en los medios de comunicación. El año pasado, por ejemplo, la compañía de contenidos para móviles Blogstar organizó una fiesta durante la feria de telefonía 3GSM a la que invitó a Wesley Snipes – el protagonista de la serie cinematográfica Blade-y la actriz Juliette Lewis, con lo que alcanzó gran resonancia. En Sugar Club, el restaurante del World Trade Center de Barcelona que contrató Blogstar, lo tienen muy claro: “Este tipo de actividades son importantísimas y nosotros alquilamos el local muchas noches a empresas, especialmente cuando hay ferias”, comenta Carolina Moya, responsable del restaurante. Este año, ya ha colgado el cartel de completo en los cuatro días centrales de la nueva edición del 3GSM, que se celebra en febrero.

Las necesidades de las grandes empresas son oportunidades para restaurantes, edificios singulares y lugares aptos para el esparcimiento. En el Poble Espanyol, junto a Fira de Barcelona, recibirán a los invitados de HP, IBM y Sony Ericsson, entre otros, durante la feria de las telecos.Joan Abellà, gerente de la concesionaria del recinto, explica que “las ferias no acaban en el recinto ferial, sino después; nosotros tenemos una posición privilegiada para actos y convenciones de empresas, que ya suponen el 10% de nuestros ingresos”.

Yolanda Ocaña, de la agencia de eventos Ultramar Express, tiene claro que las empresas cada vez se apuntarán más a la tendencia de aprovechar el escaparate de la feria para sus propios intereses. “Ninguna empresa grande va ya a las ferias sin tratar de hacer algo original o más o menos singular a la vez, que sirve como imán para el público que les interesa, y las pequeñas y medianas también intentan diferenciarse”, dice Ocaña.

En cuanto a la organización del evento, la práctica más habitual consiste en subcontratarlo por completo a una empresa especializada. El inconveniente es que la factura se dispara. Pero hay muchas ventajas: si la agencia es buena, el organizador no tendrá que preocuparse de nada, quedará bien con sus invitados y – aunque esto es más difícil de medir- rentabilizará con creces su inversión.

PONGA UN FAMOSO EN SU MESA

Sonia Alonso

Los hay que están contratados hasta la Nochevieja del 2005, como Martin Jarvis, el doble de Tom Jones.
Quienes le han visto afirman que canta como el
original. De ahí su tirón. También hay dobles que sólo por pasearse en un cóctel y charlar con los invitados se embolsan suculentas sumas de dinero, y otros, como es el caso de los “Beckham’, cuyos trenes de vida, en cuanto a viajes, recepciones y contacto con el público se refiere, pueden compararse a los de los Beckham de verdad.

La empresa británica Reel To Real Productions (Top Lookalikes and Tributes) trabaja por lodo el mundo llevando replicantes de celebridades a fiestas, galas publicitarias, programas de televisión y hasta a cumpleaños, si es que el cliente así lo requiere, “Cuando levantas el teléfono nunca sabes lo que te van a pedir; pero nosotros tenemos una máxima, y es la de no exponer a nuestros artistas a cualquier pedido“, explica Almudena Paso, dueña de la agencia. Con más de 350 actores en su listado, reconoce que no todos trabajan por igual. “En la actualidad los que más bolos tienen son Paul Mansley y Gill Penny, los dobles de David Beckham y Victoria Adams – afirma-. No tienen descanso. Lo último ha sido grabar una película para la BBC llamada ‘Time Machine’, en la que los Beckham, falsos, claro, viven diferentes experiencias en distintos periodos de la hisotria”

Paul Mansley es el tercer David que trabaja para Reel to Real. De los dos anteriores, uno ha desaparecido y el otro ha montado una banda de rock. “A mí me divierte ser ‘David’, e incluso me encanta queme traten como a alguien importante, pero suplantar a otra persona las 24 horas del día es algo que llega a cansar”, explica Mansley, quien viaja continuamente por todo el mundo y ha trabajado en más de una ocasión para el propio Beckham.
“He estado en rodajes de publicidad con él para doblar escenas”, añade mientras confiesa que en un descanso el jugador del Real Madrid le enseñó un par de trucos con el esférico.

Dobles, ‘decoys’ y tributes’

Aunque parezcan una pareja de verdad, Paul y Gill Penny (Victoria) sólo son compañeros de trabajo. A la hora de hacerse pasar por la ínclita pareja, tienen ya hasta un Romeo y un Brookiyn de pega.
“La primera vez que me vio el doble de Brooklyn se puso a llorar porque creía que yo era Beckham”, cuenta Paul. Si uno quiere tener a la familia al completo, tiene que ir pensando en desembolsar unos 1.600 euros. El procedimiento es el siguiente: se contrata al doble y si este tiene que trasladarse de ciudad, el cliente paga, además del caché del artista, el viaje y el hotel. Otra de las cosas que hay que tener en cuenta es la diferencia entre un lookalike -una persona que simplemente se parece a otra- y un tribute -un doble que actúa, canta y habla como el de verdad- “Contratar a un ‘Will Smith’ como el nuestro durante tres horas para que actúe en un acto sale por unos 1.100 euros” ,explica Almudena haciendo una gran distinción entre los dobles normales y los que estudian al personaje a fondo con el fin de llegar a ser un verdadero profesional. Ella conoce muy bien este tema, pues su marido, dueño y fundador de Reel to Real, ejerce de Clark Gable desde hace 20 años. Para Daniel Aguirre, director de La Central del Espectáculo, empresa española que trabaja directamente con la firma británica, otra de las claves es que el doble tenga feeling con el público.
Otra figura son los decoys, también conocidos como las personas que utilizan los famosos para relajarse. Sin ir más lejos, la estrella del po Michael Jackson viaja con un decoy con el fin de despistar a sus propios fans. En este sentido, también se dan paradojas del tipo Britney spears y Christina Aguilera. Si las divas de pop, las reales, son competidoras encarnizadas en las listas de popularidad en todo el mundo, sus dos replicantes, en cmabio, tienen muy claro que la primera tiene poco que hacer frente al tirón que la doble de Aguilera ha conseguido en el Reino Unido. De ahí que Jude Prince, que es su nombre verdadero, trabaje de secretaria durante el día y por la noche acuda al acto de turno: El bajón de ventas del último disco de Britney Spears en Europa ha influido mucho”, comenta.
Ciertamente esto es como la vida real, unas veces están arriba y otras no te conoce ni el vecino. No obstante, los que sí gozan de una admiración sin límites son las copias de celebridades ya desaparecidas como Marilyn Monroe, Elvis Presley, Tom Jones y Frank Sinatra.

Como dos gotas de agua

Es el caso de Stephen Triffitt, imitador del joven Sinatra -el más caro y célebre de todo el mundo-: desde que apareció hace años en la versión inglesa del televisivo Lluvia de estrellas, su ascenso a la fama ha sido de vértigo. Con un caché altísimo, en la actualidad protagoniza dos espectáculos en sendos teatros de Londres. ” ‘Frank Sinatras’ tenemos varios en la agencia, pero Stephen podría haber sido un artista de renombre de no haber existido el verdadero Sinatra”, cuenta Paso.
Efectivamente, se da el hecho de que un mismo famoso tenga varios dobles dentro del catálogo, sin embargo, siempre hay uno que se lleva la palma en cuanto a demanda del cliente. En Reel To Real se pueden encontrar dos réplicas de la reina Isabel II más conocidas del mundo: Elizabeth Richard y Mary Reynolds. Trabajan en televisión y en publicidad, y acuden a actos en los que incluso leen discursos y cortan el lazo rojo como si de la mismísima reina se tratase.

No todos ejercen de doble de una manera tan abierta, los hay que utilizan un seudónimo para no ser reconocidos. Y no precisamente porque el personaje en cuestión goce de la antipatía del respetable, sino por cuestiones personales, como el doble del presidente Bush, quien posee y dirige una empresa y evita que sus amistades de Chelsey puedan reconocerlo. Lo que está claro es que las modas afectan de manera muy directa a la bolsa de replicantes. De hecho, en los últimos tiempos un nombre sobresale en las peticiones: Beyonce. Por ahora no han dado con la chica que se parezca y pueda seducir y cantar como la ex miembro de Destiny Child, aunque candidatas no faltan. Si usted que está leyendo este reportaje se reconoce en la guapa Beyonce, no lo dude, la fama le espera.

Lleve a su casa a los beckham por 3.000 euros, Original o copia?

Los trae a España la empresa La Central del Espectáculo, gracias a un acuerdo con la prestigiosa firma británica Reel To Real Productions.

Original o copia? El culto al famoso ha llegado a tal punto que casi da lo mismo tener delante a la auténtica estrella que a su doble. Buena prueba de ello son las cada vez más frecuentes apariciones públicas -en ferias y actos promocionales- de los sosias de Victoria Adams y David Beckham, quienes a pesar de no ser nada más que simples mortales, firman tantos autógrafos como la auténtica pareja. Los trae a España la empresa La Central del Espectáculo, gracias a un acuerdo con la prestigiosa firma británica Reel To Real Productions, capaz de llevar en 24 horas a la ciudad que lo requiera a cualquiera de sus 350 dobles. Una curiosidad: su propietario ejerce de Clark Gable. Y un dato: las tarifas oscilan entre los 1.200 euros de los actores sin show y los 2.200 de los que además cantan o bailan. Por 3.000 euros es posible alternar con David y Victoria. Aunque de pega.

FREDDY VIVE EL DOBLE

JORDI PUNTÍ

Cuando era pequeño, tenía colgado en mi habitación un póster del Camp Nou. Como en esa época la televisión no daba muchos partidos del Barça, yo me montaba mi película escuchando a Puyal en la radio y mirando fijamente al póster. En esa pantalla plana identificaba gol norte y gol sur, banquillo y palco, y en ella mi imaginación situaba nítidamente las internadas de Rexach por la banda, los regates de Cruyff o las paradas de Sadurní.

Esa concentrada soledad de domingo por la tarde todavía no me ha abandonado, porque hoy en día me sigue gustando ver los partidos a mi aire, sin mucha gente a mi alrededor, pero reconozco que desde hace unos días venía jugando con una idea algo extravagante: ver el Barça-Madrid junto a Ronaldo, en carne y hueso.Llámenme iluso si quieren, pero resulta que ahora, por una cifra nada exagerada, uno puede contratar al hermano gemelo de Ronaldo (o algo así) e invitarle a su casa a ver el partido. La Central del Espectáculo, una empresa de Barcelona, ofrece una larga nómina de dobles de famosos -Jack Nicholson y Tom Jones, la Reina de Inglaterra y Madonna- que se ganan la vida asistiendo a fiestas y eventos. El doble de Ronaldo, que en su otra vida se llama Freddy de Albuquerque, es uno de los que más trabaja porque el parecido con el futbolista es prodigioso. Cuando habla también parece un jugador brasileño, aunque muestra más entusiasmo y alegría que Rivaldo, Romario o el propio Ronaldo. Reconoce que le encanta ser el doble de Ronaldo y que se lo pasa en grande con esa vida paralela. Freddy también es brasileño, de Bahía, y llegó a Barcelona hace un par de años. Está terminando de estudiar cocina y trabaja en un restaurante de Bigues. Tiene 24 años, mide cinco centímetros menos que el Ronaldo real -“pero con las botas no se nota”- y pesa “exactamente los mismos kilos que él”. “Yo también hago un poco de barriguita”, reconoce, “igual que todos los brasileños, como Romario, ¿recuerdas?”.

Freddy cuenta que en su país ya le confundían con Ronaldo, pero que ha sido en España donde el fenómeno ha estallado. En el avión que le llevaba a Barcelona desde Brasil las azafatas le sonreían de forma diferente, y los policías del aeropuerto le pidieron autógrafos para sus hijos. Para integrarse en su nuevo pueblo, empezó a jugar con el Bigues. De delantero centro, por supuesto. “Yo era el Ronaldo del Bigues, así me llamaban, y los jugadores del equipo contrario se asustaban cuando me veían por primera vez”. Un año después tuvo que dejar el fútbol por su trabajo, pero dice que es bueno con el balón: lo demuestra a menudo, cuando en algún acto tiene que vestirse de corto, con el equipaje del Real Madrid, y dar cuatro toques con la pelota. Freddy / Ronaldo empezó a trabajar en la Central de Espectáculos poco antes del verano y desde entonces no ha parado. Salió por la tele y el trabajo se disparó. Le llaman de las discotecas en los fines de semana, por ejemplo. “El coche de lujo es básico”, cuenta. Freddy llega a la discoteca en un coche de lujo alquilado, pues, con dos guardaespaldas (que no son dobles de los guardaespaldas del Ronaldo verdadero) y firma autógrafos durante una hora. Luego se vuelve a marchar, apresurado y en loor de multitudes. De nuevo en el coche de lujo, sale de su personaje y es Freddy otra vez. Aunque dice no aprovecharse de su condición de sosias (y sonríe), esta actividad le ha proporcionado un montón de anécdotas. Recuerda que en un restaurante de Madrid le pagó la cuenta otro comensal, y que una vez fue el regalo de cumpleaños de una señora a su marido: “Él era del Barça, y se reía de verdad por la broma, pero decía que le hubiera gustado más que yo llevara el uniforme del Barça y no del Madrid”.

A veces los seguidores que le confunden también pueden ser pesados. Freddy recuerda un día en el mercado de Bigues: un tipo les siguió a él y a su mujer durante una hora, cantándoles canciones brasileñas todo el tiempo, hasta que Freddy, un poco molesto, le repitió cien veces que él no era Ronaldo, no-era-Ro-nal-do. Son gajes del oficio, admite Freddy, que está perfectamente al día de la vida de Ronaldo: procura vestirse siempre con ropa Nike -“aunque tengo que comprármela, a él se la regalan”-, toma el sol cuando Ronaldo está bronceado y se corta el pelo igual que el astro brasileño. “Ahora me estoy dejando perilla”.

Con su trabajo como Ronaldo, Freddy vive el doble. Pero hay más: su esposa, Gracei, también brasileña, es la doble de Ronaldinha, y a veces pueden trabajar juntos. “Eso se está acabando”, acepta Freddy, “porque parece que el Ronaldo real se va a divorciar. Pero yo no, ni por exigencias del guión”. Antes del encuentro Barça-Madrid, Freddy se planteaba ir al campo, aunque admitía que le daba un poco de miedo por si los aficionados azulgrana la tomaban con él. Falsa alarma: el sábado, con el verdadero Ronaldo los culés fueron generosos. Todo lo cual me da una idea: el presidente Laporta debería contratar a Freddy / Ronaldo para que recite poemas o cante el himno del Barça en los próximos encuentros con el Madrid. Los socios azulgrana le aplaudirían y darían otra lección de civismo. Después Freddy se situaría en el banquillo del Barça, junto a los suplentes, y descentraría a los jugadores del Madrid. Es sólo una propuesta, pero si no funciona, Freddy ya sabe que puede venir a ver el partido en mi casa.

Hazlo ya!, pide un deseo

Revista Elle

FIESTAS. Robbie Williams, George Clooney … Pon un famoso en tu vida (o, al menos, en tu fiesta de cumpleaños) con los dobles de La Central del Espectáculo.

ES LLOGUEN FAMILIARS A LA CARTA

Dàlia Rajmil

La típica cosina andalusa que explica acudits i es posa a ballar sevillanes enmig d’un dinar de Nadal. Una néta que fa companyia l’àvia. Un amic que ens expliqua les aventures de la mili. O la germana que sempre hem volgut que ens acompanyi a fer les compres. Ara és possible aconseguir aquests familiars o personatges caracteritzats segons la demanda.

Daniel Aguirre, director de la Central del Espectáculo, és el responsable d’aquesta iniciativa que va engegar ara fa dos anys. Inspirant-se en la pel·lícula Família, de Fernando León de Aranoa, en què el protagonista lloga una família falsa, Aguirre va tenir la idea de portar la ficció a la vida real. Explica que el planter d’actors que treballen per a aquesta empresa, al voltant d’uns cent, s’ha trobat amb tot tipus de situacions curioses.

La qüestió és riure. Des de les persones que no volen passar soles les festes de Nadal fins les que sol·liciten serveis molt específics: ‘Recordo el cas d’una noia noruega que es casava a Barcelona. Com que no tenia aquí la seva família, va demanar una mare que l’acompanyés a comprar el vestit de núvia’, comenta el director. ‘El més curiós del cas és que després la noia va convidar l’actriu que havia fet de mare al casament’, afegeix Aguirre.

L’especialitat d’Alejandra Jiménez, actriu que treballa per Central del espectáculo, és la de cosina andalusa que anima la festa. Deixa clar que els actors ‘no supleixen ningú. Tan sols ens inventem un personatge basat en les característiques que ens demanen els clients’.

Aguirre afirma que ‘la soledat d’una persona no és tracta mai des d’un punt de vista tràgic’. La seva funció és divertir i amenitzar events que, per si sols, potser no tindrien al·licient. Al final de l’actuació, que té un cost des de 150 A fins a 210 euros, es revela al client que el presumpte familiar és un actor.

Un negoci lúdic que no pretén suplir buits
Un negoci que es dedica a llogar parents que en realitat no existeixen pot semblar una frivolitat. Intentar amenitzar la soletat d’una persona amb una família falsa és una via poc utilitzada per suplir aquests buits. Però la Central del Espectáculo insisteix en deixar constància que ells no tracten amb casos patològics. En aquests casos, el millor és sempre posar-se en mans de professionals, així com els de la Central del Espectáculo tampoc volen que es vinculin els seus serveis amb qualsevol altre que impliqui prestacions sexuals.

Una empresa barcelonina ofereix llogar actors per fer de familiars durant el nadal

Televisió de Catalunya

Amb la mateixa idea que ningú, o pràcticament ningú, es vol quedar sense celebrar el Nadal, atenció a la iniciativa que ha posat en marxa una empresa de Barcelona: es lloguen actors per fer de familiars; figurants de luxe per a un atrezzo molt especial que no està forçosament relacionat amb la llagrimeta fàcil que s’ha posat una mica de moda i que té l’origen, la inspiració, en una història de cine, la pel·lícula “Familia” de Fernando León de Aranoa.
Igual que a la pel·lícula de Fernando León, hi ha persones que paguen per tenir una família per un dia. Una empresa barcelonina ofereix actors i actrius disposats a ser fills, tietes o cosins, segons el que demani el client, per 210 euros per sessió. El responsable de Central del Espectáculo assegura que el client només vol passar una bona estona de manera sana.

El client facilita dades perquè els actors es puguin preparar un guió i assajar abans de la trobada. Asseguren que mai han hagut de superar situacions difícils com les de la pel·lícula, i que la seva feina és un bon exercici de versatilitat. Però alguns actors, encara que a la ficció, no tenen tanta sort.

Teatro y vida

Joaquín MARCO

Que las relaciones entre la vida y el teatro eran profundas lo sabían ya los clásicos en Grecia; que la forma en la que se disfrazaba la vida podía ser tragedia, comedia, drama o farsa, también. De hecho, poco hay de nuevo sobre el sol y en el comportamiento del hombre, quien se diferencia, como se está comprobando, tan poco en su ADN y en otras muchas cosas de otros animales del espectro mamífero, como el tan despreciado ratón. Pero las civilizaciones actuales modifican y sacan a la luz sin rubor las antes escondidas sendas del comportamiento. Ante la llegada de estas fiestas navideñas, entendidas como familiares, se descubren nuevas formas de negocio, inspiradas en la necesidad que mostramos todos por atraer el amor de los más allegados, su compañía y hasta su compasión, si se requiere.

Una pequeña empresa barcelonesa, capitaneada por Daniel Aguirre, viene a llenar el vacío que algunos individuos pueden sentir en estas o en otras ocasiones. Un grupo de actores se alquila para representar el papel de un familiar, de un amigo, de una madre, quien sea. En ello reside la fuerza del teatro y la capacidad del ser humano de desdoblarse en situaciones que, aunque ajenas, puedan parecer próximas. La idea de montar este grupo con una docena de actores le vino hace un año cuando alguien le llamó para organizar una cena de Navidad en familia. Pero, aquél le confesaría que se encontraba solo. Logro reunir a veinticinco personas y seis actores se desdoblaron e interpretaron varios papeles familiares. Cuando Jehová intuyó que no era bueno que el hombre estuviera solo, conocía muy bien la naturaleza de la criatura que acababa de crear. La figuración ¿puede sustituir a la vida? De hecho, el cine, la literatura o el arte en general pretenden hacerlo. Uno vive y experimenta frente a la pantalla, la página o el cuadro lo que desearía ver, vivir, gozar entre los seres o mundos de ficción, aun conociendo su naturaleza. La locura quijotesca es propia de un demente caballero. Las relaciones entre lo vivo y lo pintado o lo fingido han sido siempre problemáticas.

Desde las vanguardias, algunos artistas se empeñaron en crear una segunda naturaleza. Pero permanece en su fondo la necesidad de la compañía: «Un corazón solitario no es un corazón», lamentaba Antonio Machado. Mala compañía es la soledad, aunque no sé si el teatro, el actor, lo fingido puede sustituir, de hecho, a lo de veras vivido. Mas ¿cuánto hay de fingido también en lo cotidiano? ¿Quién no ha sentido en alguna ocasión que lo que está observando, viviéndolo, es una ficción, una pura invención a él dirigida? Daniel Aguirre, al fin y al cabo, no engaña a nadie; juega mostrando todas las cartas y construye sueños según la petición de sus clientes. No es de extrañar que estas fiestas de regocijo para algunos y de tristezas o añoranzas para otros sean buenos tiempos para la farsa. Podemos observarla, incluso, en las mejores y más unidas familias.

Central del Espectáculo ofereix des de fa un any un servei de companyia familiar al Nadal

EUROPA PRESS

L’empresa barcelonina Central del Espectáculo ofereix des de fa un any un servei de companyia familiar al Nadal que consisteix a llogar actors que es facin passar PUBLICIDAD

per familiars dels clients que estan sols durant les festes nadalenques. L’actor recrea experiències que el client ha viscut amb el familiar a qui interpreta i que prèviament ha comunicat als organitzadors de la trobada.

La idea va sorgir fa un any arran de la trucada d’un client que va proposar a l’empresa organitzar una festa de Nadal en la qual els actors interpretessin familiars seus. Els responsables de Central del Espectáculo ja estudiaven la creació d’aquest servei des de fa temps, després que s’estrenés la pel·lícula ‘La Familia’, òpera prima de Fernando León de Aranoa, que explicava la història d’un home solitari que contractava actors per fer-se passar pels seus familiars.

El client té l’opció d’escollir entre una trobada privada o un sopar amb altres clients i els seus respectius ‘familiars’. Per uns 132 euros, els usuaris d’aquest servei poden sopar en companyia d’altres clients i actors o tenir una trobada privada amb un familiar fictici a 210 euros per actor.

El servei de companyia familiar està tenint “bastant èxit”, segons el director d’animació de Central del Espectáculo, Daniel Aguirre. Els sopars comuns reuneixen unes 30 o 40 persones, de les quals només 6 o 7 són actors, mentre que les cites individuals reben unes set peticions mensuals.

Els clients d’aquest servei solen ser persones que estan soles, d’uns 40 anys i la majoria estan divorciades. En aquest sentit, Aguirre ha insistit en què “no es tracta de gent que busca parella perquè aquesta no és la nostra missió, sinó persones que es troben soles i volen passar-ho bé en companyia”.

L’actor es prepara amb temps el seu paper i elabora un guió amb les dades que el client ha facilitat als organitzadors de la trobada. “És el client qui elegeix la història, ens explica anècdotes de familiars amb qui es vol retrobar i els actors se les recorden durant el sopar”, ha comentat Aguirre.

El director d’animació de l’empresa ha assegurat que les persones que recorren a familiars ficticis és “gent sana, normal, que l’únic que vol és no estar sola, fet pel qual no trogo gens amoral aquest servei”.

Familias de Alquiler

EDWIN WINKELS

El invento no es apto para personas realmente deprimidas a las que les ahoga la soledad. Una soledad que suele profundizarse cuando se acercan las fiestas navideñas, muy alegres para unos, bastantes negras para otros. Es precisamente la alegría el eje alrededor del cual gira una curiosa oferta de una empresa de espectáculos que en los últimos días está recibiendo una alud de reservas para su reclamo festivo: “Contrata a un familiar para Navidad”.
No es un servicio social o de salud pública, sino un ingenio empresarial que surgió a raíz de la primera película de Fernando León de Aranoa, Familia (1997), en la que un hombre contrata a actores para ejercer durante un fin de semana de familia suya con cenas, discusiones, engaños y celebraciones incluidos. “La película me inspiró, pero luego me olvidé de la idea hasta que el año pasado me llamó un hombre que quería organizar una cena en familia. ‘¿Cuántos sois?’, le pregunté, y me dijo que estaba solo”, recuerda Daniel Aguirre, director de la Central de Espectáculos. Al final, unas 25 personas más se apuntaron a esa idea y se hizo una gran cena animada por seis actores que se desdoblaban para interpretar varios papeles: el tío de uno, la exmujer de otro, la madre de otra.

PETICIONES VARIADAS

Ahora, la pequeña empresa barcelonesa repite la experiencia y desde que su oferta está llegando al público no deja de recibir llamadas. Las peticiones son muy variadas y no sólo se limitan a las típicas cenas de Navidad. Una chica que pide una madre para comprarse el vestido de novia, un hombre que quiere un viejo amigo para contarse batallitas de la mili, y un largo etcétera.
Aguirre resalta la vertiente lúdica de la propuesta. “No es un servicio para gente que sufre una depresión, o cuya soledad es patológica. El actor no es un psicólogo. Por eso, pedimos bastante información al cliente. No aceptamos, por ejemplo, la petición de una señora de unos 45 años que quería un actor joven, alto y guapo para acompañarle a un teatro donde también iba a asistir su exmarido con su nueva mujer”, explica.
Aun así, no siempre se sabe con qué o quién se van a encontrar, pero su plantilla de 12 actores no se suele enfrentar a asuntos desagradables. “La gente que nos llama es normal y busca algo alternativo. Lo que quieren es divertirse, pasárselo bien y ya está”, según el empresario.

A 210 EUROS

Alquilar a uno de sus actores cuesta 210 euros (35.000 pesetas), y a cambio se ofrece un repertorio muy amplio. Dice Aguirre que para los actores esta nueva vertiente de la profesión es una buena salida económica. “Todos los actores quieren trabajar en el teatro, en el cine y sobre todo en televisión. Pero sólo uno de cada 1.000 llega a la televisión. El 70% de los actores deben buscar otros tipos de trabajo y actos de animación como éstos les están salvando un poco”, añade.

PARIENTES DE ALQUILER

EMILIA AGUILÓ

Ninguna persona tiene excusa para pasar sola la Navidad. Al menos desde que una empresa de Barcelona ofrece la posibilidad de alquilar actores que se hacen pasar por familiares de los clientes. Central del Espectáculo se inspiró el año pasado en el argumento de la película La familia, de Fernando León de Aranoa, en la que un hombre solitario contrataba a actores que se hiciesen pasar por parientes suyos. La ficción se trasladó a la realidad y éstas serán las segundas navidades del experimento.

El director de animación de Central del Espectáculo, Daniel Aguirre, pone la idea al servicio tanto de “gente que se encuentra absolutamente sola en Barcelona por motivos de trabajo o personas que se quieren divertir, como un matrimonio que para combatir la rutina del día a día elige para pasar la Nochebuena a un invitado que no para de contarles chistes”. La opción de alquilar un familiar para deshacerse de la soledad o divertirse supone un desembolso de 210 euros por actor. La empresa también brinda la posibilidad de participar en una cena navideña con otros clientes en compañía de los actores contratados. Esta última oferta sale a un precio de 132 euros por cubierto y tiene como incentivo el escenario del ágape, el hotel Arts de Barcelona.

Para esta cena se han inscrito 14 comensales dispuestos a vivir unas navidades diferentes, en este caso con 12 actores. Elegir familiar es sencillo. Simplemente se trata de elaborar un guión con los rasgos de la personalidad que debe reunir el invitado, incluyendo anécdotas, vivencias o aficiones, y puede ser cualquier personaje, ya sea una tía venida de tierras lejanas, un primo al que no se ve desde hace años, una antigua profesora de piano o un amigo de la infancia. Cualquiera que sea el perfil, el actor se adaptará al guión solicitado. “No queremos sustituir a nadie específico, sólo ofrecemos parientes a la carta que no han existido nunca. Hay personas, por ejemplo, a las que haría ilusión tener una prima andaluza que baile sevillanas después de la cena”, aclara Aguirre. Para hacer frente a la campaña navideña, Central del Espectáculo cuenta con una plantilla de 12 actores capaces de meterse en la piel del familiar más surrealista que pueda imaginarse. Preparan un personaje a la medida de los datos que cada cliente aporta y escenifican el papel escrupulosamente durante el encuentro familiar. Esta empresa ofrece también otros servicios peculiares. Por ejemplo, el de un juez actor para casar parejas que prefiere celebrar la ceremonia fuera del juzgado de paz. O un acompañante ocasional. “Por ejemplo, hemos hecho un servicio a una mujer que buscaba un hombre atractivo para que la acompañase a un concierto: quería poner celoso a su marido”. No obstante, Aguirre deja bien claro que este tipo de encargos no incluyen en ningún caso contenido sexual. La empresa tampoco presta servicio a divorciados que buscan pareja.

REPORTAE

VIVIR MEJOR

ISABEL OBIOLS

Finales del verano no parece el momento más propicio para que una tienda de artículos para fiestas haga un gran negocio, pero lo cierto es que en El Relámpago no paran. El número uno de las fiestas en casa es la celebración del cumpleaños, y de éstos, claro está, los hay todo el año. La oferta de la tienda es de unos 5.000 registros, entre novedades -unas velas que son bengalas y unos globos con forma de letras y números- y los clásicos inalterables -el vaso y el plato de plástico.

Con una experiencia de 23 años como dependienta, Antònia Abad tiene autoridad para comentar las tendencias en las lides de montarse la fiesta en casa: el carnaval va de subida y las verbenas, de bajada. Excepto la incombustible noche de Sant Joan. Para esta última, por ejemplo, se han hartado de vender unas antorchas de caña que se usan para decorar los jardines y que, además, se pueden ir reutilizando. Las guirnaldas y los farolillos, cada vez más duraderos y utilizados como decoración permanente de las casas, también tienen mucha salida en verano. Otra tendencia: los platos, vasos, copas, manteles, servilletas y cubiertos se venden cada vez más. “La gente no tiene ganas de lavar platos cuando tiene invitados en casa”, afirma Abad. En cuanto a los colores, en Navidad triunfan el verde y el rojo; en verano, el amarillo y el azul. Para la fiesta de batalla, el blanco de toda la vida. Quizás por la misma regla por la que se usa vajilla de usar y tirar, el confeti empieza a desaparecer de las fiestas: se esconde por todos los rincones y resulta difícil de eliminar. La gran estrella, el globo.

En El Relámpago ofrecen un servicio de hinchado con helio y entrega a domicilio: el transporte de 25 globos “normalitos” cuesta 90 euros. En Barcelona hay más tiendas especializadas en este tipo de producto: La Bolsera y El Ingenio son dos de las más surtidas. También servicios de abastecimientos acreditados, como Prats-Fatjó, Semon y Plat-Ring. En este último organizan cenas a domicilio a partir de un gasto de 60 euros. Pero siempre trabajan sobre presupuesto, al gusto del cliente. Cocinar en casa, o no; con camareros, o no; mesas y sillas extra, o no; vajilla, o no… Siempre comida sana, con muy poca grasa, asegura la gerente, Lina García. Y si el cliente lo pide, se ofrecen a contactar con músicos, y, si se trata de una fiesta infantil, con payasos. Pep Mogas y Vanda Regina, La capsa de sol, son una pareja de payasos que trabajan de animadores de fiestas infantiles, entre otros menesteres relacionados con el mundo del teatro. Como es habitual en este tipo de servicios, Pep y Vanda preparan su número sobre presupuesto (a partir de 200 euros). Ofrecen toda una historia: dos payasos llegan a la fiesta y cuentan a los niños que han perdido su compañía de circo. Con eso, ya la han liado. Les enseñan los rudimentos del mayor espectáculo del mundo -payaso, malabares, equilibrismo, acrobacia- y luego presentan su propio número. Pero también los mayores demandan cierta diversión, a veces un punto de locura o de burla, en sus fiestas y reuniones. En La Central del Espectáculo tienen una cantera de 60 dobles para todo tipo de encuentros. La última novedad es la pareja de moda, el futbolista David Beckham y la cantante Victoria Adams. Advertencia, la cosa es cara: el viaje en avión desde Gran Bretaña y la participación durante cuatro horas en una fiesta cuesta la friolera de 1.100 euros si se alquila a uno solo, y el doble si se alquila a los dos. Pero por un precio más módico, 210 euros, ofrecen la presencia de actores que, con la complicidad de los organizadores de la fiesta, inventan toda suerte de situaciones más o menos comprometidas para los invitados. Explica Daniel Aguirre, gerente de la empresa, que los personajes más socorridos son el tío de América, o el hijo del tío de América que quiere invertir en España, y el hijo de unos amigos que se encuentra solo en la ciudad y a quien hay que introducir en sociedad. Este último es un actor medio punk, tatuado y lleno de piercings que, en un momento dado, se pone a tocar el violín con gran finura y habilidad. La perplejidad y los ejem ejem están servidos. Los argumentos y las situaciones se van afinando con periodicidad, añade Aguirre, cuya empresa también ofrece servicios de abastecimiento a partir de seis personas, y pinchadiscos para añadir música a las fiestas.

SÍGUENOS