• guadalupe-en-la-carcel4
  • guadalupe-en-la-carcel3
  • guadalupe-en-la-carcel2
  • guadalupe-en-la-carcel6
  • guadalupe-en-la-carcel7
  • guadalupe-en-la-carcel5

Su “vida”

La cebra Guadalupe decidió emigrar a un terreno más cálido que el de su madre Rusia natal. Fue encontrada por PuroAsfalto, que no dudó en darle una oportunidad de trabajo viendo lo mal que lo estaba pasando.

Desde el primer momento mostró todas las cualidades de una gran trabajadora, hasta que el calor y el olor del dinero cegaron su rallada mente blanquinegra. El informe médico de aduanas ya nos lo advertía, “animal con tendencia a la locura”. Y así fue.

Poco a poco el material de la oficina se redujo a escasos bolígrafos y ratones sin ordenador a los que conectarse, mientras que Guadalupe mostraba cada día vestimentas más elegantes. Hasta este momento, en el que nos han comunicado su detención…